En Dart Academy tenemos un interés particular: ayudarte a preparar oposiciones con máximas probabilidades de éxito. Por ello, hemos preparado este artículo especial para hablarte de lo que debes evitar al preparar oposiciones.

Ten en cuenta estos errores para no cometerlos en tu preparación, y así incrementar tus probabilidades de conseguir la plaza por la que estás optando.

Son errores que se cometen comúnmente, de hecho, entre nuestros alumnos hemos identificado que, en sus experiencias anteriores, han llegado a cometer la mayoría de estos errores.

Por eso nosotros trabajamos en una preparación integral, que va desde lo académico hasta lo actitudinal, y eso mejora la preparación.

Te invitamos a leer hasta el final y conocer los errores que debes evitar al preparar oposiciones.

Ceñirte a una estrategia generalista

Es necesario que entiendas que cada opositor es diferente, por tanto, las posibilidades de superar la oposición exitosamente, va a depender de cómo utilice sus estrategias y las aplique.

De manera que, resulta imprescindible evitar las estrategias generalistas, necesitas contextualizarlas de acuerdo al tipo de oposiciones.

Sí, hay técnicas que son generales, y que pueden servirle a un opositor, pero puede que a otro no. Por eso en nuestra academia brindamos diversas técnicas y recomendamos que se pruebe hasta encontrar la más adecuada según el caso.

De hecho, es importante que estés consciente de tus propias fortalezas y debilidades en la oposición. Esto te ayudará a diseñar un plan que sea coherente con tu objetivo y contexto, y que te lleve a lograr el objetivo trazado.

Por ejemplo, para muchas personas memorizar no es una fortaleza, no tienen esa destreza, y eso no significa que tengan menos capacidades y menos probabilidades, lo que significa es que debes explorar opciones adecuadas a tus destrezas y fortalezas.

Para algunas personas usar la lógica es más práctico y efectivo, aprenden más cuando razonan el concepto. En este caso, intentar grabarte al pie de la letra un temario previamente preparado podría ser un error, así que lo ideal, para este caso, es preparar un temario por cuenta propia.

También puede resultar reestructurar un temario, rescribirlo para así encontrarle mejor sentido. Pero si memorizar te resulta, entonces intentar reestructurar puede ser un mal camino.

A lo que nos referimos es a que debes encontrar tu camino, y recibir orientación para ello, y, en este sentido, someterte a un seguimiento, o tener un sistema de seguimiento que te permita mantener la disciplina más adecuada a tu caso.

Así que, evita el error #1: ceñirte a una estrategia preestablecida, inflexible y dogmática. Necesitas ajustar las estrategias al contexto directo de tu caso.

Sobrevalorar el temario

Por lo general, cuando se habla sobre preparación de oposiciones, los debates giran en torno a la preparación del temario, sobre todo cuando se trata de oposiciones de secundaria.

Para algunos la clave del éxito en la preparación de la oposición consiste en el desarrollo de un temario original, creado desde cero y por cuenta propia.

Es cierto que el desarrollo del tema es parte importante de la oposición, y se puede asegurar que es eliminatoria esta parte, como lo son las demás. Y esto quiere decir que el temario es importante pero no se puede cometer el error de priorizarla frente al resto de las partes de una oposición.

Es necesario el equilibrio, para que, de esa manera, se pueda contar con más posibilidades de éxito, de esa forma no vas a descuidar ninguna de las partes, y tu proceso de preparación será más completo y efectivo.

Uno de los miedos de todo opositor, con relación al temario, es que en esa parte del examen salga uno de los temas no estudiados, y que esto conlleve a abandonarlo sin entregar si quiera.

Ahora bien, hay estrategias que pueden minimizar las probabilidades de que algo así ocurra, e incluso que se pueda puntuar con un tema que no haya sido preparado. Solo debes enfocarte en otras estrategias, más allá de la memorización del temario.

Ten en cuenta que la puntuación de un buen examen, en esta prueba, va entre el 8, y de un examen excelente entre el 9 y 10, así que la diferencia en la nota final no es muy grande.

Por tanto, considerando esta realidad en la puntuación, se puede decir, que el esfuerzo de preparar y enfocarse en un temario es muy grande y no es proporcional al beneficio que se puede obtener.

Así que, puedes apoyarte en nuestra academia para contar con un buen temario y descubrir, incluso, cómo hacer modificaciones para así aportarle originalidad y adaptarlo a tu estrategia en total, es algo que, sin duda alguna, te puede funcionar muy bien. Como ya hemos dicho, debes experimentar.

Entonces, no te enfoques de forma exclusiva en el temario, sí debes darle importancia, pero recuerda que existen otras partes. Por ejemplo, la prueba de resolución de problemas, que es una de las partes donde puedes sacar mayor ventaja frente a otros opositores.

Recuerda también prestar atención a la preparación de tu programación didáctica, pues es una fase eliminatoria que se suele descuidar por sobrevalorar el temario.

No tener en cuenta los criterios de valoración de los examinadores

Los criterios de valoración de los tribunales, para calificar tu examen, es un aspecto que, definitivamente, debes tener en cuenta.

Casi ningún opositor presta atención a esta parte, que se recoge en un anexo, siendo una de las más importantes en cualquier convocatoria, porque es precisamente este criterio el que te indicará de manera exacta cómo preparar tu examen.

Un par de meses antes del examen, se publicará la convocatoria, y tendrás poca antelación para estudiar. Sin embargo, por lo general los criterios de valoración son parecidos a los de la convocatoria anterior.

La idea es revisar con detalle las convocatorias, y así enterarte de los criterios que van a seguir los examinadores, de esa manera tendrás pautas para establecer tu estrategia de estudio y preparación.

Estudiar lo que los tribunales esperan, equivale a anticiparte ante cualquier requerimiento para así atinar en tus intentos e incrementar las posibilidades de éxito.

De hecho, en nuestra academia tenemos muy en cuenta este aspecto, es así como brindamos una serie de técnicas y consejos que permiten al opositor prepararse de una manera más adecuada a las circunstancias de las convocatorias.

Si ya te has presentado a oposiciones, y no has logrado conseguir la plaza, te invitamos a hacer el ejercicio de explorar cuáles han sido los criterios de valoración de los examinadores.

Te darás cuenta cuán lejos has estado, en tu preparación, de los requerimientos que, entre línea, dejan ver los criterios de valoración.

Así que, evita este grave error e incrementa la posibilidad de hacerte de la plaza para la que planeas participar.

Ignorar la preparación actitudinal

Evita esas actitudes de probar suerte e incluso de derrota antes de presentarte siquiera. Hay quienes deciden no presentarse pensando que no son convocatorias para ellos. Otros piensan que es imposible conseguir la plaza.

Aún así, con tales actitudes, se aventuran a presentarse. Ahora, imagina que eres tú quien recibes a un opositor cuya preparación ya refleja que solo prueba suerte, o que está allí para cumplir, con seguridad no le darías oportunidad.

Debes tener una buena mentalidad y actitud a la hora de hacer la preparación para la oposición. Esto es tan importante como lo es para todos los aspectos de la rutina diaria.

Tener una buena actitud te llevará a encontrar fórmulas, pasos, técnicas, te llevará a buscar la ayuda oportuna, porque tú estás decidido o decidida a lograr tu objetivo.

La actitud determina tus resultados, la manera en la que la afrontes determinará todo. Debes tener confianza en ti, debes tener motivación, y jamás rendirte.

Por eso es importante que inviertas tiempo también en mejorar tu autocontrol, en alimentar tu autoestima, para así tener plena confianza.

Puede que tengas ocupaciones, responsabilidades, tareas pendientes. Sin embargo, con una buena actitud siempre encontrarás la forma de planificarte para estudiar y prepararte de la mejor manera.

Convéncete de tus posibilidades, tienes las mismas oportunidades que tienen otros, tú puedes triunfar con tu oposición, puedes obtener el resultado que deseas, pero ten en cuenta siempre que una buena actitud te llevará siempre a la planificación y a la acción.

Ya lo sabes, no ignores la importancia de la preparación actitudinal, y tendrás más posibilidades de conseguir la plaza que deseas.

No estar consciente de la necesidad de esforzarte y perseverar

La perseverancia incrementa las posibilidades de éxito, en todo en la vida. La suerte no existe, los buenos resultados dependen del esfuerzo y la perseverancia. Creer que podrás tener éxito en tu oposición por suerte, si te salen los temas, si todo te favorece, es ya estar entregándote a resultados negativos.

Por ello, al igual que las técnicas de estudios son importantes, lo son las técnicas para incrementar tu esfuerzo y perseverancia. Necesitas tener disciplina, trazar un plan y cumplirlo.

Un buen plan es acudir a un programa de una academia que te permita capacitarte para una preparación ideal para tu oposición. Incluso buscar ayuda, es muestra de disciplina.

Ten en cuenta que, durante tu preparación deberás invertir un largo período de tiempo para trabajar, debes imponerte un ritmo de trabajo que te guíe hacia el éxito, también debes trabajar en tu automotivación, para así superar cualquier obstáculo que se interponga.

Contar con un mentor que te guíe, oriente, que haga seguimiento, que te proporcione un programa de trabajo integral, es decir, que vaya más allá del temario y te ofrezca estrategias para organizar tu tiempo de estudio, entre otras cosas, puede ser una de tus mejores decisiones.

Debes ver la oposición como una carrera más, es un objetivo, y los objetivos no se cumplen de forma accidental, no dependen de la suerte. Un atleta no se levanta una mañana, corre y gana la carrera, su victoria depende de su preparación, disciplina, de sus hábitos, entre otras cosas.

Lo mismo sucede con las oposiciones, no logras las victorias repentinamente, son el resultado de una serie de acciones y decisiones. Así que ponte manos a la obra.

Hazte consciente de que es importante y trascendental el esfuerzo, sin esfuerzo no hay victoria, si comienzas tu plan pensando que será fácil podría desanimarte.

Existen técnicas que te ayudarán a canalizar el esfuerzo, también te recomendamos leer libros que te permitan desarrollar actitudes proactivas, de esa manera aprovecharás mejor tus recursos, tiempo y tu esfuerzo.

Falta de planificación

No tener una planificación es un grave error. Estudiar en el tiempo que te queda, después que ya has terminado tus responsabilidades, o cuando encuentras un hueco en tu agenda, también es un grave error, y lo es por diversas razones.

La primera razón por la que es un error es que no le estás dando la importancia que se merece tu oposición, y ya te estás enviando un mal mensaje. Todo lo demás importa más, por tanto, predispones a tu cerebro en el proceso de aprendizaje.

Cuando hay algo hacia lo que tus actitudes, decisiones y comportamiento no muestra interés, lógicamente se vuelve más difícil de resolver o de comprender. Por otra parte, cuando ese algo tiene importancia para ti, y te lo demuestras, te enfocas en tener éxito, y tu cerebro responde de forma positiva.

Por tanto, tu preparación de oposiciones debe ser importante para ti y necesitas demostrártelo. Para ello inclúyela en tu agenda, que sea parte de tu planificación, no dejes el tiempo de estudio y preparación al azar o al “si es que puedo”, trázate un plan que contemple la preparación.

Si te planificas correctamente, podrás tener éxito. Es como todo en la vida, aquello que realizas sin un plan raramente da resultados. Debes ponerte horarios, tiempo de estudio, debes trazar fases, ir evolucionando. Necesitas autoevaluarte, diagnosticarte y replantear acciones.

De la planificación dependerá tu éxito, tenlo muy en cuenta. Como puedes ver este es un aspecto también de mentalidad, y nosotros creemos que, si tienes una mentalidad completamente positiva y correcta, tendrás una buena relación con la preparación de tu oposición.

Investiga sobre técnicas de estudio, haz simulacros de exámenes de forma periódica, organiza tu tiempo, fija la fecha de oposición en tu calendario, también programa alarmas para los tiempos de estudio, apóyate en aplicaciones para que el proceso sea más fácil y dinámico.

Además, dentro de tu planificación incluye también aspectos como tus horas de sueño, alimentación, recreación, de manera que tu mente y cuerpo se mantengan con buena salud para responder de forma efectiva a la situación que representa una oposición.

Así que evita por todos los medios la falta de planificación y con toda seguridad podrás lograr que esa plaza sea para ti.

Creer que “puedes con todo”

Como hemos dicho en uno de nuestros consejos anteriores: debes conocer tus fortalezas. Pero también es importante conocer tus debilidades. No caigas en el síndrome del superhéroe, creyendo que puedes resolverlo todo sin ayuda.

Tener consciencia de tus limitaciones te permitirá saber en qué áreas necesitas la ayuda de terceros. Hay tipos de personas que no tienen en cuenta este aspecto, y solo se dan cuenta de la debilidad mientras transcurre el examen.

Para ese momento ya no hay nada qué hacer, por eso es importante que tomes acción con anticipación.

Hay quienes no ven el valor de invertir en una academia de oposiciones. Piensan que es dinero que pueden ahorrarse. Sin embargo, de nada sirve ahorrarte dinero si no consigues la plaza.

Debes comenzar a pensar en términos de inversiones. Piensa que, al invertir en tu preparación, y contratar el programa de preparación de una academia, podrás tener un retorno de tu inversión al conseguir la plaza, y ese retorno será muchísimo mayor a tu inversión.

Por eso, trabaja también en esa mentalidad. Una academia puede ser la solución que necesitas, y no te cierres a esta opción, que podría llevarte directo al éxito.

Por supuesto, debes considerar que la academia no presentará ni pasará la oposición por ti, lo que significa que, de igual forma, debes invertir esfuerzo y asumir con responsabilidad tu rol, para aprovechar al máximo las herramientas que la academia pone a tu disposición.

Déjate ayudar por una academia que ponga a tu disposición profesionales capacitados con gran experiencia en preparación de oposiciones.

Te ayudará a organizar mejor tu tiempo, a enfocarte en aspectos importantes, a tener constancia, a establecer programas de estudio, acceder a técnicas, a preparar el temario, y mucho más. Por eso, ignorar la posibilidad de apoyarte en una academia puede ser un grave error.

Conclusión

Ahora que ya conoces qué es lo que debes evitar al preparar oposiciones, te invitamos a tener en cuenta toda esta información que hemos decidido compartirte de forma gratuita, de esa manera incrementarás tus probabilidades de éxito y conseguir la plaza que es de tu interés.

Entre los errores que debes evitar, también te hemos señalado algunos consejos a tener en cuenta. Recuerda que en Dart Academy estamos dispuestos a ayudarte.

Te invitamos a compartir este artículo en tus redes sociales, de esa manera otros podrán beneficiarse de la información y, con toda seguridad, te lo agradecerán.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.